jueves, 25 de febrero de 2010

INTEGRACIÓN Y ADULTOS MAYORES

LA EDUCACION COMO RECURSO PARA LA INTEGRACION SOCIAL DE LOS ADULTOS MAYORES


Dr. José Alberto Yuni (CONICET-UNCa- jaycba@hotmail.com)
Esp. Claudio Urbano (PUAM-UNC- claurbano@hotmail.com)
Mg. Liliana Tarditi (PUAM-CONICET- ltarditi@arnet.com.ar)

Efectos de las intervenciones educativas

INTRODUCCIÓN

En todas las edades la educación cumple una importante función socializadora. A través de ella los sujetos sociales son sujetados a las normas y relaciones sociales que caracterizan a cada sociedad. Mediante las interacciones que realizan con otros sujetos en el marco de instituciones específicas, se establecen relaciones de pertenencia y de intercambio, usualmente considerados procesos de integración social. Muchos prejuicios sociales relacionan la vejez con el apartamiento de la persona mayor de la sociedad, el aislamiento, la soledad y la autoexclusión.

Diversos estudios muestran que la red de apoyo social disminuye y se estrecha en la vejez y, a su vez, señalan que las personas añosas buscan reconfigurar su red de apoyo social, apelando no tanto a la familia como principal sostén afectivo y vincular, sino a la integración con otros pares generacionales. Por otra parte, las características de la cultura posmoderna, la sociedad postradicional, el cambio de valores y de las instituciones sociales y el impacto de las tecnologías de la información sobre la vida cotidiana, constituyen procesos que tienden a potenciar la marginación y aislamiento de los adultos mayores. En ese escenario ¿qué beneficios produce la intervención educativa sobre la integración social de los mayores? ¿En qué medida los servicios educativos para mayores trascienden los objetivos de aprendizaje del espacio áulico, para generar procesos de cambios más amplios, que inciden en la socialización del adulto mayor? ¿Qué aspectos caracterizan la socialización educativa de un adulto mayor?

En este artículo se presentan algunos datos que tratan de responder los interrogantes planteados anteriormente. Nos basamos en un estudio empírico de mayor alcance del que podemos extraer alguna información de interés para resolver el problema planteado . Los datos que se presentan a continuación se basan en la aplicación de una encuesta que contenía una escala de autopercepciones de cambios producidos por la participación en instancias educativas. Los respondentes son participantes de siete programas universitarios, con un perfil de nivel socio-educativo medio-alto y una media de edad de 67 años. Fue respondida por 368 adultos mayores. Para el análisis se tomarán los valores referidos a las respuestas que han indicado que la participación en actividades educativas ha sido importante o muy importante para generar cambios en la dimensión social de su desarrollo personal.

En tal sentido, la subescala con valores más altos es la que se denominamina “Cambios en la integración social”.




Tabla 1: Cambios percibidos en la Integración Social (En porcientos)

Items evaluados IMPORTANTE. MUY IMPORTANTE. TOTAL

He hecho nuevos amigos que enriquecen mi vida 26.8 65.2 TOTAL 92.0
Me he integrado con personas ajenas a mis círculos habitules de amigos 31.5 60.2 TOTAL 91.6

Me siento más integrado/a a la sociedad 27.4 48.8 TOTAL 76.2
Comprendí que hay muchas maneras de entender la realidad 34.3 41.8 TOTAL 76.1
Soy más tolerante con los que piensan distinto o tienen otra forma de vida 32.6 41.2 TOTAL 73.8

De la atenta lectura de la tabla puede deducirse rápidamente la importancia de la educación como un nuevo espacio social de intercambio e integración de las personas mayores. El hecho que 9 de cada 10 mayores interpreten que su red social y vincular se ha ampliado denota no sólo el valor del espacio educativo como ámbito de socialización, sino que es un recurso clave frente al aislamiento y la segregación que viven a diario las personas mayores en sus contextos. No obstante, el valor de las oportunidades educativas se hace más relevante cuando ellas afirman que han podido ampliar su visión de la sociedad y de los otros, habilitándolos para integrarse al orden social desde un nuevo lugar y desde una posición de mayor tolerancia.

Tabla 2: Cambios en la recuperación de actividades y deseos postergados
(En porcientos)

Items evaluados IMPORTANTE MUY IMPORTANTE. TOTAL

Realizo cosas que quise hacer cuando joven y por diversas razones no pude 21.9 58.6 80.5
Estudio sobre cosas que me interesaron en mi juventud 30.4 46.1 76.5
Hago cosas que antes no eran posible para personas de mi sexo 21.9 40.7 62.6

La tabla anterior permite comprender que para las personas mayores la inserción en actividades educativas no responde solo a una motivación o ilusión sostenida en una proyección futura, sino en la posibilidad de resarcimiento frente a la falta de oportunidades que tuvieron en otras etapas de la vida. Por otra parte, los datos ponen en evidencia que el reconocimiento de las asignaturas pendientes, es una de las necesidades educativas (por definición, necesidades de autorrealización) que movilizan a los sujetos a afiliarse a este tipo de iniciativas. De este modo, la educación de adultos mayores constituiría una oportunidad de reparación de desigualdades sociales, generadas por el acceso diferencial a la educación en las etapas anteriores, especialmente la adolescencia y la juventud. En efecto, la educación en esta instancia del Curso Vital permite que los adultos mayores puedan integrarse a la sociedad a través de actividades de aprendizaje que están cargadas de significatividad y que son producto del balance de oportunidades y recursos socio-educativos de los que pudieron apropiarse en otros momentos de su trayectoria vital.

Tabla 3: Cambios en la adaptación social percibida (En porcientos)

Items evaluados IMPORTANTE. MUY IMPORTANTE TOTAL
Me siento más seguro/a para enfrentar los cambios sociales y tecnológicos 32.5 43.8 TOTAL 76.3
Acepto más el tiempo que me toca vivir 26.3 47.2 TOTAL73.5
Comprendo mejor que la realidad es cambiante 28.2 44.6 TOTAL 72.8
Puedo entender mejor a la gente joven 32.7 31.1 TOTAL 63.8
Tengo menos temor a la tecnología 27.3 33.0 TOTAL 60.3

Los datos de la tabla anterior muestran el papel de la educación en el ensanchamiento del universo simbólico de las personas mayores, ayudándole a “situarse y posicionarse” frente a procesos sociales y culturales que interpelan su concepción del sistema socio-cultural. La irrupción y avance de la tecnología en la vida cotidiana, el cambio de valores sociales, la aceleración y mutación de conocimientos y la brecha generacional son procesos macroestructurales que están a la base de la segregación socio-cultural de las personas mayores en nuestra sociedad (Yuni, Urbano, Arce, 2003). Frente a estos fenómenos, los adultos mayores reconocen la contribución de la educación a su proceso de integración social de modo que les permite sentirse parte de una sociedad marcada por esas características. Dicho de otro modo, la educación parece cumplir un papel relevante en los procesos de adaptación de los mayores a los entornos cambiantes que caracterizan nuestra contemporaneidad, otorgándoles confianza y seguridad para interactuar con las otras generaciones.

Tabla 4: Cambios percibidos en las relaciones familiares (En porcientos)

Items evaluados IMPORTANTE MUY IMPORTANTE TOTAL

Me siento más segura cuando opino en mi casa 27.4 39.8 TOTAL 67.2
Puedo ayudar a mis hijos y nietos en cosas que antes no podía 23.6 36.1 TOTAL 59.7
Puedo comunicarme mejor con mis hijos, nietos o personas significativas 25.2 35.9 TOTAL 58.1
Puedo compartir más actividades con la familia 28.1 25.5 TOTAL 53.6
Soy más respetado en mi familia 27.1 25.9 TOTAL 53.0

Puede observarse que desde la perspectiva de los adultos mayores, la participación en actividades educativas les facilita la integración e interacción dentro del sistema social de mayor significatividad personal como lo es la familia. Si bien en comparación con las otras subescalas en esta se observa una disminución cuantitativa, no puede dejar de observarse que uno de cada dos encuestados afirma que su participacón en actividades educativas ha favorecido su inserción en la familia. Los datos sugieren que el acceso al conocimiento no sólo aporta un nuevo “contenido” comunicacional, sino que produce una legitimación de la palabra del mayor en su entorno. Frente a los prejuicios de que el mayor “ya fue” o que posee un conocimiento obsoleto, la afiliación a actividades educativas les permite reafirmarse frente a los otros, a través de nuevos recursos que se ponen en juego en los intercambios en el seno familiar.

CONCLUSIONES
En este trabajo hemos tratado de recuperar la percepción que los mismos protagonistas de la educación de adultos mayores tienen acerca de los beneficios en la integración social que les ha reportado su participación en estas actividades. Se ha encontrado que para la mayoría de ellos la educación ha sido una instancia y un recurso significativo para mejorar su inserción social, habilitándolos para mantenerse activos e integrados.
Además, ha podido observarse que la educación contribuye a la integración en nuevas redes sociales, y a la resignificación de redes ya construidas en diferentes niveles de concreción de las instituciones sociales (familia, instituciones religiosas, políticas, etc.). En tal sentido, cabe destacar el papel que el aprendizaje (de información, saberes, habilidades, destrezas, actitudes, etc.) tiene en el reposicionamiento subjetivo del mayor frente a los vínculos que establece en sus redes sociales y en el sistema social más amplio.
La socialización producida por la inclusión en actividades educativas permite a los adultos mayores re-cualificarse y re-posicionarse frente a las demandas emergentes de las normas, relaciones e instituciones sociales, favoreciendo su integración y consecuentemente la búsqueda y resignificación de sus roles sociales. Ejercitan así un protagonismo activo que les permite sostener un sentido de integración e inclusión en los diferentes grupos e instituciones a través de los cuales la sociedad como algo abstracto, deviene en espacio material y real de ejercicio de la condición de sujeto social.


BIBLIOGRAFIA

Duschavsky, Silvia (Comp.) (2000) “Tutelados y Asistidos”. Edit. Paidós, Bs. As.
Yuni, José (2002) “La conformación de la gerontagogía en el marco del neoliberalismo y la exclusión social”. Rev. TALIS (Third Age Learning International Studies), Vol 12. Univ. de Toulouse, Francia.
Yuni, José y Tarditi, Liliana (2002) “La estimulación cognitiva del adulto mayor en diferentes contextos organizacionales”. En “Entre Educación y Salud”. Actas del Primer Congreso Internacional de Psicopedagogía. Ministerio de Educación de Córdoba.
Yuni, José (2003) “Situación de la educación de Adultos Mayores en Sudamérica: contribuciones al debate gerontagógico”. En Saez Carreras, Juan (2003) “La educación de adultos mayores”. Ed. Dykinson, Madrid.
Yuni, José; Tarditi, Liliana y Urbano, Claudio (2003) “Dinámicas institucionales en organizaciones que atienden a personas mayores”. En Publicaciones Científicas NOA-SEDECYT-UNCa
Yuni, José; Urbano, Claudio y Arce, María (2003) "Discursos sociales sobre el cuerpo la estética y el envejecimiento". Ed.Brujas-SAGG-UNC-UNCa, Córdoba.
Yuni, José (2004) “Análisis comparativo de modelos internacionales de educación de adultos mayores”. Revista Psicologos. Facultad de Psicología. Univ. Nacional de Tucumán (En prensa)